Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra "Política de cookies."
 
Inicio | Crónicas | Crónica de Montería La Agapita Monteros el Bardalá
 

Crónica de Jornada de Caza

ZONA USUARIOS
 
Usuario:
Contraseña:
Mantener sesión abierta
  
 
 

Crónica de Montería La Agapita
Monteros el Bardalá

 
 
Autor: Enrique  
803  
 
Información
 
Fecha: 12/10/2015
Finca: La Agapita Tipo Finca: Abierta
Población: Santiago de Alcántara Provincia: Cáceres
País: España
Organización:
Monteros el Bardalá
Contacto:
Nº Puestos: 40 Nº Rehalas: 12
Cupo: sin cupos
Precio: 270
 
Crónica
 
En esta ocasión se concentran Monteros El Bardalá el día 12 de octubre, día de la Hispanidad, en la finca L´Agapita en el término de Santiago de Alcántara provincia de Cáceres, día cerrado y con intención de pasar por agua la jornada cinegética.

En esta mañana otoñal cargada de nubes se reúnen los 45 puestos en la finca a las 09:00 horas y las rehalas esperan en Santiago, tras degustar unas ricas migas escoltadas con torreznos, ajo, choricitos y huevos fritos y regadas con vino o café, normas de seguridad, breve explicación de la finca y sorteo.

El sorteo se realiza esta vez por armadas ya que dos de los cierres lo van a hacer andando y requiere buena forma física. Hay que espabilar que el cielo cada vez está más negro.

Alrededor de las 11:45 horas, comienza a llover como si nunca lo hubiera hecho, suelta de los ansiosos canes que no tardan en poner a todas las posturas con todos los sentidos en alerta con las ladras sucediéndose. En la parte alta de la finca es donde parece haberse concentrado la caza debido a las lluvias torrenciales de la noche anterior, y allí entre paraguas, chubasqueros y lo que cada uno podía para refugiarse de la torrencial lluvia, se iban sucediendo los lances. En la parte baja de la finca se sucedían algunos lances pero con los encrespados riberos el día tan horroroso, ni posturas ni perros ni perreros pudieron disfrutar de la jornada.

Calados y con el frio metido en los huesos nos vamos retirando hacia la nave donde nos esperaba nuestro querido Camarón y el amigo Ñete con un plato de cocido que levantaba a un muerto.

Los primeros comentarios con los monteros hacía presagiar un mal resultado ya que “yo he fallado 4, yo he fallado 2, yo con el paraguas no me entero, no se oía nada… y así la gran mayoría”, pero al final se medio cumplió con 1 guarro 14 venaos, uno de ellos rozando el metral, y 13 ciervas.

P.D. Agradecer a Santi el cuidado y mimo de la mancha.

Imprimir Documento
Puedes enviarnos tu crónica y ganar puntos para premios de caza gratis
pinchando aquí o escribiendo a info@monterosycazadores.com