Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra "Política de cookies."
 
Inicio | Hemeroteca | Noticias
 

Noticias

 
ZONA USUARIOS
 
Usuario:
Contraseña:
Mantener sesión abierta
  
 
 

La Junta de Castilla y León entrega datos ocultos acerca de la plaga de topillos.

www.monterosycazadores.com , 15/01/2015    
957  

La Junta de Castilla y León declara por segunda vez los daños provocados por la plaga de topillos. Incluye que este hecho ha hecho perder planes y estudios que habían configurado además de haber contaminado el terreno creando un grave perjuicio a la Biodiversidad de las tierras.

La Junta ha sido denunciada y condenada por su información carente de transparencia, viéndose entre la espada y la pared, ha entregado datos que ocultaba. Según se informa, fue en el mes de marzo cuando se empezó a arrojar veneno a diestro y siniestro, pero la Junta tras un papel ficticio pensó que serían los más sabios quienes se encargarían de solventar el asunto y hasta día de hoy no lo está ni se tienen esperanzas de que se vaya a solucionar. Si no están conformes con lo que leen miren hace unos días salió una noticia donde explicaban que:  este año, a pesar de haberse utilizado “144 toneladas” y de las quemas de cunetas y linderos, “no ha sido posible contener la plaga”, lo que demuestra, a su juicio, la “ineficacia” de las medidas aplicadas por la Junta de Castilla y León, que, en cambio, “ponen en riesgo la conservación del medio natural”.

Son los mismos sabios quienes se han quedado de brazos cruzados sin poner ninguna solución al asunto. La Junta no deja de lamentarse y de dejar la solución en manos de la meteorología.

Los ecologista con toda su buena fe trabajan duro por un mundo mejor, pero son los líderes, en este caso, los gobernantes quienes están bajo las cuerdas con el tema de no ser utópicos y sí pragmáticos.

La Junta no hace más que cometer errores y no desmiente que los topillos sean los que transmiten la tularemia o fiebre de conejo. 

Imprimir Documento
Enviar Documento
Tu opinión sobre este artículo:
Nombre:   Comentario:
Email:  
Validación:  
Generar nuevo código
Los datos personales recabados formarán parte de un fichero automatizado cuyo fin explicamos debidamente en los textos de "Privacidad"