Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia y poder ofrecer un mejor servicio. Al continuar entendemos que se acepta nuestra "Política de cookies."
 
Inicio | Crónicas | Crónica de Montería Morrones Coto Los Morrones
 

Crónica de Jornada de Caza

ZONA USUARIOS
 
Usuario:
Contraseña:
Mantener sesión abierta
  
 
 
 

Crónica de Montería Morrones
Coto Los Morrones

 
 
Autor: FRANCISCO  
1564  
 
Información
 
Fecha: 26/01/2016
Finca: Morrones Tipo Finca: Abierta
Población: San Lorenzo de Calatrava Provincia: Ciudad Real
País: España
Organización:
Coto Los Morrones
Contacto:
Nº Puestos: 74 Nº Rehalas: 14
Cupo: sin cupo de ciervo y jabalí. ciervas en determinadas armadas
 
Crónica
 
LA MOHEDA: TARDE DE NAVAJAS...

26-12-2015.- Desde las 8:30 de la mañana ya en el chiringuito, no sé si se olía lo que podría deparar el día de montería, pero lo que sí se olía, lo que se te metía por los cinco sentidos eran esos maravillosos y estimulantes aromas de rica engañifa frita en otro de nuestro producto estrella de la zona. Delicioso tufillo que hasta algunos de los más reacios a seguir saturando las ya saturadas reservas navideñas sucumbían a la tentación de disfrutar de un rico y típico desayuno montero.
Será por lo especial de las fechas o por los estimulantes antecedentes de la mancha, asistieron casi la totalidad de los socios y accionistas, solo quedaron sin cubrir 6 puestos de los 74 disponibles, lo que unido a los deficientes medios de megafonía del local y a que algún montero pierde la noción del tiempo saludando, charlando y disfrutando de la sana compañía de los buenos amigos, provocó que el sorteo de puestos fuese más atropellado y lento de lo debido, por lo que la salida de las armadas se retrasó mucho más de lo deseado.
Desde los puestos podía contemplarse un paisaje espectacular en sus formas y relieve, pero sencillamente daba pena ver como recién entrado el invierno nuestros campos presentan un estado desastroso, arrasado, como quemado. Tanto que es imposible que esta situación no pueda afectar, no solo a la flora, que es evidente, sino también a la fauna presente y del futuro próximo de nuestro entorno más cercano.

El resultado de la montería no estuvo mal, pero al igual que en el Puerco fue mejor de lo esperado, en esta las expectativas eran mucho mejores de lo que al final entre todos y puesto a puesto conseguimos llevar al chiringuito del Chato. Sorprendió sobre todo no haber avistado algunos venados más en esta mancha en la que todos los esperábamos, pero más sorprendente es que al día siguiente al regresar a sacar alguna res que había quedado en el campo, se pudo divisar al menos una pareja de ciervos, pavoneándose como si estuviesen celebrando el haber sido más listos, espabilados y habernos dado esquinazo el sábado. Pero la caza es así y lo que no saben ellos es que “el año que viene los esperamos…”.

Todas las armadas a excepción de la de Picón y la Mesa, pusieron su granito de arena y consiguieron aportar algún bicho al gran elenco de reses (4 ciervos, 1 cierva, 9 guarros y 16 guarras) que al final de la tarde se podían contemplar sobre el ya casi frio suelo de la explanada del Chato. Pocas veces, creo yo, se ha visto una exposición de marranos tan lustrosos e igualados en sus proporciones más o menos bastante apañadas, así como la gran colección de bocas que podían observarse, algunas de ellas bastante llamativas por su tamaño y belleza.

Cabe destacar la armada de Rio que con solo 5 puestos logró aportar cinco reses, aunque eso sí, entre solo dos de ellos. En el número 5 Aureliano consiguió abatir un guarro y una guarra, este parece ser su año pues tan solo en Santana no logró ninguna pieza, en todas las demás donde ha puesto el ojo ha puesto la bala. Pero uno de sus compañeros de armada Miguel Alias en el puesto número 3, no le quedó a la zaga y como el que no quiere la cosa no mató ni una ni dos sino tres guarras, un bonito triplete que para sí más de uno hubiésemos firmado de antemano con los ojos cerrados.

En la armada del Picón, en el puesto número 3 no recuerdo muy bien si se mataron 5 o 6 piezas entre guarros y guarras. Pasaban como chorizos en ristras, vamos que casi pisoteaban el puesto en su intento de escapada. Qué pena que eso ocurriese por la noche y mientras el montero, que ya sabía que ese era su puesto, dormía y lo soñaba :).

Juanitín, en el 5 de la Moheda, fiel a su tradición de montero experimentado y después de haber hecho un doblete en la montería pasada volvió a conseguir abatir un hermoso y gran guarro con una bonita boca, lo que además de una gran satisfacción, es un premio especial para cualquier montero. Juanitín parece que además del rifle también sabe manejar con asombrosa destreza el arte de la fotografía cinegética, no hay más que ver la bonita foto que le hizo a su pieza, que pareciese más un macareno de esos que se cazan en algunos países de la Europa del Este y que tanto salen en las mejores revista de caza.

Ramón Pradas, en el 3 de las Casillas, también consiguió su doblete de cierva y guarra. Se sospecha que la guarra es alguna de las que aquel montero había soñado la noche de anterior, pero que a la hora de la verdad, sabiendo lo que le esperaba, el bicho había decidido cambiar de carrera, pero lo que no sabía es que más abajo Ramón haría que ese sueño no cambiara demasiado, pues su destino sería el mismo pasara por donde pasara.

Hubo más dobletes. Juan Gregorio en el 3 de Piedra Escrita logró parar en seco el escape de una guarra y también se quedó con un ciervo, que por el estado de sus cuernas, más que venir de vacaciones de la Patagonia argentina parecía recién regresado de alguna guerra de guerrillas africana, que aunque quizá hubiese ganado sí que habían dejado bastantes dañadas sus defensa ramificadas.
Fernando Pradas en el 4 de la Noguera logró quedarse con un guarro y una guarra, así como Jesús Ciudad en el 7 de los Hundios con dos marranas.

Pero el caso más paradigmático por no decir tragicómico fue lo que sucedió entre los puestos 6 y 7 de los Riscales donde estaban Javier Ureña y Tacho. Ya casi finalizada la montería se descolgaron por el cerro de los Húsares hacia los Riscales dos o tres guarras que se abrieron hacía el badén, pero de repente…. detrás de estos, como diciendo aquí está el jefe, apareció lanzado hacia el Rigüelo un solitario, el gran macareno soñado por todos. Y ahí comenzó la traca, como si de una emboscada se tratase, primero le disparó Javi logrando herirlo, afeitándole salvajemente la papada. Pero era mucho macareno para dejarse amilanar por dos balazos de nada, por lo que continuó hacia el puesto de Tacho, el cual le soltó tres tiros al cruzar el rio. Pero parecía como si se hubiese puesto un chaleco antibalas y continuó solana arriba regresando al tiradero de Javi, volviendo a este a soltarle otros cuatro tiros sobre ese chaleco que si no llevaba, parecía como si uno imaginario lo salvase de caer rendido ante tanta bala. El bicho ya muy malherido no tuvo más opción que acurrucarse en unos matorrales. A Tacho que había salido en su busca para poder tirarle de nuevo, su valentía pudo costarle cara, pues al acercarse a rematarlo este se revolvió contra él intentando alcanzarlo con su imponente boca, Tacho asustado ya no sabe si tiró el arma al suelo o rendido se la dio en las manos al propio guarro :), lo que si es cierto es que hizo lo que debió y puso pies en polvorosa escapando de las afiladas navajas del marrano. El rifle se lo quedó el guarro y menos mal que estaba descargado :) sino el lance pudo terminar como aquello del “cazador cazado”. Finalmente el imponente guarro pudo ser abatido gracias a César que con más experiencia en estas lides y gracias al rifle de Javi pudo acabar con su agonía y recuperar también el arma de su hermano :).

También tuvieron suerte y consiguieron su propósito con un guarro o guarra cada uno de ellos: Angel Valbuena, Miguel Angel (electricidad del Valle), Angel Chicharro, Eusebio Rodríguez, Eulalio López, Julián Barba, Miguel Angel Molina, Enrique Sánchez, Ramón Valbuena Benito y Rodrigo Sánchez, así como con un ciervo por cabeza Alfonso Martínez Cano, José Cobos y José Cofrade.

Nos vemos de nuevo en unos días, el 9 de Enero en Navalcón-La Rinconada.
Imprimir Documento
Puedes enviarnos tu crónica y ganar puntos para premios de caza gratis
pinchando aquí o escribiendo a info@monterosycazadores.com